Islandia: una aventura a otro nivel

Visitar la tierra del fuego y el hielo es encontrarse con paisajes de otro mundo; es ver al planeta al desnudo

Por: Javier y Viviana @habibi_adventures

Islandia es famosa por sus impresionantes paisajes y por ser uno de los lugares privilegiados en el mundo, donde se puede presenciar el espectáculo mágico de las auroras boreales en invierno. Considerando estos aspectos y convencidos de que este lugar tenía eso y mucho más que ofrecer, fue que mi esposo Javier y yo decidimos dejarnos encantar y descubrir al final que:  Islandia no es sólo un destino, es toda una aventura.

Llegamos al Aeropuerto Internacional de Keflavik, que se encuentra a unos 50 kilómetros de la ciudad de Reikiavik, y ahí tomamos el Flybus, un cómodo autobús que nos llevó a la ciudad dejándonos en la puerta del hotel.

Reikiavik es una ciudad que tiene estilo propio, por un lado se percibe el orgullo de su pasado vikingo, pero por otro un ambiente cosmopolita.

Con chamarra y gorro puestos, decidimos salir a explorar y conocer Reikiavik, esta ciudad de aproximadamente 123 mil habitantes, denominada la capital más septentrional de Europa.

Aprovechando el día soleado, comenzamos caminando por el malecón, en donde nos topamos con una escultura de acero que simula un barco vikingo a punto de zarpar.

Siguiendo nuestro camino, quedamos impresionados por la belleza y modernidad del Harpa, edificio que ha ganado premios de arquitectura contemporánea. La entrada es gratuita, por lo que recomiendo el ingreso.

Después nos perdimos en las calles de la ciudad, admirando los interesantes murales de arte urbano que íbamos encontrando. Finalmente, llegamos a la calle principal de la ciudad, en donde hay gran variedad de restaurantes, cafés y galerías de arte, en las que te fascinas por las piezas de diseño tan originales que encuentras. Al fondo, donde la calle principal termina, pudimos conocer la iglesia de Hallgrímur, de 74.5 metros, siendo ésta el edificio más alto del país.

Gastronomía auténtica 

Existe una oferta gastronómica interesante, pues no encuentras ningún restaurante de cadena. Los islandeses comen pescado y cordero principalmente.

Una experiencia distinta la tuvimos en el restaurante Fjörukráin, que simula una villa vikinga. El ambiente con tablones y bancos de madera, pieles cubriendo los asientos, ilustraciones de sagas vikingas, espadas, escudos y cascos con cuernos, hacen que inmediatamente viajes en el tiempo. Ahí decidimos probar la carne de ballena que, cabe mencionar, es de una especie que no está en peligro de extinción y que sólo se consume en Islandia. ¿Y a qué sabe? Mmm… pues yo diría que tiene un fuerte sabor a pescado, pero la consistencia me pareció similar a la de un filete de res.

Blue Lagoon, una joya 

Descubrimos que uno de los pasatiempos favoritos en Islandia es disfrutar de los beneficios que brindan las aguas termales, las cuales hay por todas partes, aunque unas más acondicionadas que otras. Ya antes nos habían advertido que no nos las podíamos perder.

Visitamos dos, una de ellas fue la Blue Lagoon, que queda relativamente cerca de Reikiavik y la cual, podríamos decir, es la joya de la corona; aquí puedes relajarte en sus calientes aguas azul pálido mientras tomas alguna copa de vino. Definitivamente, un must del viaje; lo disfrutamos muchísimo.

Nuestro viaje dio un giro radical al siguiente día, desde muy temprano en la mañana dejábamos atrás la ciudad y nos dirigíamos a conocer la otra cara de este hermoso país, la cara que enamora a los amantes de la aventura y la naturaleza.

En un vehículo todo terreno, tomamos la carretera 1 (Ring road), la cual traza un círculo recorriendo las principales poblaciones del país, y con mapa en mano fue ahí donde comenzó la aventura.

La carretera es una carretera de doble sentido, con un sólo carril para cada dirección. El clima es un punto importante a considerar cuando manejas en Islandia, sobre todo en invierno, pues puede haber cambios drásticos en un mismo día, y vaya que nos tocó vivirlo, por lo que es recomendable revisar el pronóstico de tiempo con regularidad.

¿Qué fue lo que más nos gustó? Todo. No podría decir algo en particular. Especialmente en este viaje no se habla de destinos, definitivamente aquí el viaje es el trayecto. Naturaleza pura con paisajes de otro mundo, el planeta al desnudo.

Encuentro con la naturaleza 

Una de nuestras primeras paradas fue en el área de los géiseres, donde tuvimos la oportunidad de presenciar la expulsión de agua del Strokkur, uno de los géiseres más activos de la zona.

Un dato curioso es que la palabra géiser, que se utiliza a nivel mundial para referirnos a este fenómeno, viene precisamente del famoso “Geysir”, una fuente termal que se encuentra en esta zona.

Continuamos con el recorrido pasando por las cascadas (Gullfoss es una de las más impresionantes), lagos congelados, inmensos campos de lava, increíbles playas de arena negra (que contrastan con el color blanco de la nieve), sorprendentes acantilados, montañas, glaciares, volcanes, y cráteres; una buena opción es subir el cráter Hverfjall, desde el cual pudimos tener una vista panorámica del lago Mvatn, que en esta época del año se encuentra congelado.

Hicimos un alto en el glaciar Sólheimajökull, para hacer un paseo sobre éste. Contratamos un guía y nos proporcionó el equipo de seguridad necesario. Muy recomendable es caminar por el hielo del glaciar, pues, a nosotros, nos hizo sentir en una verdadera expedición.

Otra parada obligada fue la laguna de Jökulsárlón, donde el hielo se desprende del glaciar Breiðamerkurjökull y puedes ver una enorme cantidad de icebergs flotando en la laguna. Es un paisaje espectacular, tanto que aparece en películas como Batman Begins y Die Another Day, de James Bond. Vale la pena aguantar el frío a orillas de la laguna para apreciar este hermoso lugar.

Para ver las auroras boreales, puedes contratar algún tour de los que salen de Reikiavik, pero nosotros en nuestro vehículo todo terreno íbamos preparados para ir a buscarlas por nuestra cuenta.

Nos alejamos de la ciudad, es lo recomendado para evitar la luminosidad de las poblaciones, estacionamos la camioneta mirando hacia el norte y esperamos a que la noche cayera. Primero fueron apareciendo bailarinas, pero discretas, con colores verdes pálidos. Nosotros ansiosos cambiamos de posición y acertamos; fue, entonces, que nuestros ojos presenciaron el fenómeno más espectacular que jamás habían visto. Tuvimos la sensación de estar en una película de ficción. El corazón nos latía cada vez mas rápido. Ahí estaban, otra vez, las auroras bailarinas, pero esta vez resplandecientes y dando su mejor espectáculo. Y así fue como cerramos nuestro viaje, con broche de oro.

Vive de TOUR: 

¿Dónde comer?

Restaurante Fjörukráin (Strandgata 55, Hafnarfjordur 220, Islandia). T/: +354 565 1213.

¿Qué hacer?

Visitar los géiseres, piscinas termales, cascadas, lagos y auroras boreales.

¿Dónde dormir?

Hotel Viking (Strandgata 55, Hafnarfjordur, 220 Hafnarfjördur, Islandia) T/: +354 565 1213

Lleva contigo: 

Ropa cómoda para caminar.

Gorro, guantes y chamarra impermeable.

Ropa para meterte al agua.

Tip viajero: 

En Islandia puede haber cambios drásticos en un mismo día, por lo que es recomendable revisar el pronóstico del tiempo constantemente.

En números:

10% de la isla está cubierta por glaciares.

320 mil habitantes aproximadamente tiene Islandia.

123 mil habitantes están en la capital, Reikiavik.

600 géiseres aproximadamente hay por todo el país.


México

México, uno de los países más visitados

En 2016, México se ubicó como el octavo país con mayor número de turistas a nivel mundial México podría convertirse en el séptimo país más visitado del mundo. De...

Leer Nota 
México

Aeroméxico protegerá a clientes afectados por paro de pilotos

Aeroméxico dio a conocer que activó sus políticas de protección a pasajeros, tras las afectaciones a 49 vuelos -hasta el momento- derivado de la protesta la mañana de este...

Leer Nota 
México

Chile de Yahualica, Jalisco, obtiene su Denominación de Origen

Una vez que ya cuenta con su reconocimiento oficial de producto con Denominación de Origen (DO), el chile de Yahualica será un detonante a favor de su cadena productiva,...

Leer Nota 
México

Pueblos Mágicos con encanto cultural

Por sus tradiciones, coloridas costumbres, paisajes naturales y gastronomía típica, los Pueblos Mágicos se han convertido en los preferidos para los viajeros nacionales por las experiencias únicas que aportan...

Leer Nota 
América

Caño Cristales, el arcoíris que corre por el río

Por: Viviana y Javier @habibi_adventures Cada parada, durante el trayecto al borde del río, era un escenario diferente, colores diversos cambiaban según la profundidad de esta joya natural que...

Leer Nota 
México

Buscan reposicionar al xoloitzcuintle como icono nacional

El xoloitzcuintle es una especie emblemática del estado de Colima, y aunque en las últimas décadas su popularidad disminuyó, el arquitecto Sixto Langarica dedica su tiempo para lograr que...

Leer Nota 
USA

San Diego, joya de California

Por. Fabio Rizzo Cuando se planea un viaje a California es muy común, primero, pensar en la ciudad de Los Ángeles o San Francisco, después en ciudades como Sacramento,...

Leer Nota 
México

Una fiesta en honor al buen vino

Las vinícolas bajacalifornianas se visten de fiesta para que los amantes de vino celebren la llegada de la nueva cosecha Por: Esperanza Mendiola Para lograr un buen vino es...

Leer Nota