Perú – Mucho más que Machu Picchu – 1° Parte

Por: Noemí Ontiveros

Facebook: Noemi Ontiveros

Twitter: @NoemiOntiveros

 Sin restar importancia al espectacular Machu Picchu, creo que la experiencia andina del Perú es mucha y muy completa, más allá de esta visita obligada.

De entrada, hay que tener en cuenta algo: las temporadas son opuestas a las nuestras (como en el resto de Sudamérica) y en muchos puntos marcan una diferencia en la experiencia.

Nosotros fuimos en Julio, como parte de nuestro verano, que correspondía al  invierno peruano. Fue divertido dejar el sol y las sandalias para sacar los abrigos y sombreros y empezar con una experiencia nueva, que tenía como pretexto celebrar juntos el cumpleaños de mi madre.

Resulta que ella pensaba comprarse unas cortinas carísimas y, al enterarme de la locura que representaban (¡para unas cortinas!), puse en acción mi plan de persuasión de que con ese mismo dinero podíamos viajar todos al Perú y tener una experiencia inolvidable, y usé la frase infalible de: Travel is the only thing you buy that makes you richer”, y de la cuál estoy completamente convencida.

Existen muy buenas opciones de vuelos ahora que Interjet abrió la ruta CDMX–LIMA,  que si se busca con tiempo puede que no esté caro, y la comodidad de no hacer escalas es prioritaria.

Dado que Cuzco es una de las ciudades más altas del mundo, y que con 3,400 metros sobre el nivel del mar puede tumbar a personas sensibles a estos cambios. Para no sufrir de estos desastres durante el viaje, me recomendaron visitar primero el Valle Sagrado, que además tiene muchos puntos de interés, y es un punto conveniente para tomar el tren e ir directo a Aguas Calientes, el pueblo más próximo a Machu Picchu.

Aquí una sugerencia a partir de mi experiencia para abarcar lo básico sin perderse de lo mejor.

LIMA LA GRIS

Al ir aterrizando en Lima es impresionante ver como el paisaje es absorbido por una enorme nube blanca proveniente del pacífico. La nube, como le llaman los locales quienes dicen que es color panza de burro, es una condensación de vientos que, al chocar con Los Andes, se queda concentrada en la bahía, impidiendo ver el cielo, por lo que el paisaje se torna particular, con un gris/blanco constante la mayor parte del año, dando una sensación melancólica y que, al combinarse con lo que la ciudad aporta, se vuelve interesante.

Los paisajes de Lima son especiales al ir entrando a la zona del malecón, se tienen como parte del panorama: por un lado las playas, frías y llenas de surfers, y por el otro los acantilados y grandes edificios de vivienda.

Miraflores es un barrio muy recomendado para viajeros, ya que está muy bien ubicado y cuenta con una gran oferta de restaurantes, hoteles y tiendas.

Las subidas y bajadas, puentes y accesos mezclados con el verde y la cercanía al mar, provocan que sea accesible y atractivo desplazarse a pie e irlo descubriendo.

La avenida Larco es una de las vías más concurridas y donde tuvimos nuestro primer contacto con un gran atractivo del Perú: la alpaca, baby alpaca, vicuña y demás delicias para bufandas y accesorios, las que, con el frío que hacía, parecían indispensables.

Más adelante llegamos a LarcoMar, el centro comercial más interesante de Lima. Su atractivo principal es la vista, abierta y frente al mar, que ofrece una muy linda perspectiva de las playas limeñas. Cuenta con una gran oferta de tiendas y marcas, incluso muchas de ellas americanas que no se ven en México, restaurantes y demás.

LIMA- PARA COMERLA MEJOR

Existe algo especial en la energía de Lima, la mezcla entre ciudad capital y playa, entre movimiento e historia, entre vieja y joven. Y, por supuesto, su cercanía al mar hace accesible uno de sus mayores atractivos: LA GASTRONOMÍA.

La cocina peruana se ha logrado posicionar entre las mejores del mundo, y no es en vano. La mezcla de ingredientes ancestrales con toques nuevos ofrecen sabores frescos y sorprendentes que, al acompañarse con un buen pisco sour, se vuelven geniales.

Tengo que confesar que decidir dónde comer y renunciar a las otras posibilidades fue frustrante. Me faltaron días para cumplir todos mis deseos gastronómicos, por lo que les compartiré lo que probé y los lugares que me quedé con las ganas de probar.

En todas las guías sugieren CENTRAL (el No. 3 del mundo según www.theworlds50best.com),  francamente me dio flojera al escuchar lo pretencioso que podría ser (dicho por otros viajeros), y lo complicado que era obtener una mesa, ya que se tiene que contactar al menos un mes antes, si no es que más, por lo que decidí dejarlo para la próxima.

Sin embargo, amigos foodies me recomendaron Maido, el número 13 del mundo y que con su propuesta Nikkei, mezcla de japonés y peruano, se convierte en una experiencia inolvidable. Las reservaciones son cotizadas, por lo que hay que tomar las precauciones en tiempo, pero vale la pena.

Probé un niguiri de foie gras (Intruso) que tiene un sabor que no olvido y con el que sueño de repente.

PESCADOS CAPITALES

Tiene un aire desenfadado y fresco, como si fuera un sitio que llevara mucho tiempo existiendo como parte del imaginario limeño, sus cebiches son bastante francos y nada pretenciosos, resaltando el sabor y la frescura del pescado, el limón, el camote, los granos de elote; una experiencia muy rica.

CALA

Se encuentra frente al mar, lo que le da un encanto.

La comida tiene un toque internacional, se puede encontrar desde un atún sésamo buenísimo, hasta un risotto de conchas a la parmesana que son garantía.

+ Descubrir

Debido al tiempo, no me fue posible abarcar todo lo que hubiera querido de Lima, sobre todo en el tema de la comida, aquí una lista de lo que me gustaría probar y que recomiendo que exploren:

EL MERCADO de Osterling ofrece un entorno de frescura y relajación que podría funcionar para una comida larga y entre amigos.

LA ROSA NÁUTICA, simplemente por el hecho de estar sobre el muelle y ser una referencia clásica, creo que merece la pena.

LAS BRUJAS DEL CACHICHE, un clásico de la sociedad limeña.

LA GLORIA. Este sitio me lo recomendó un amigo que vivió en Lima por años para ir a probar de los mejores pisco sours “de toda la vida”, definitivamente tendré que ir en mi próxima visita.

Arte, historia y gastronomía en combinación perfecta

 Existe una fórmula que los peruanos dominan a la perfección, la de combinar sitios de interés artístico o histórico con restaurantes de muy alta calidad y vistas muy lindas. Aquí dos espacios que recomiendo y que disfruté mucho:

 La Huaca Pucllana se encuentra en el distrito de Miraflores y es una ruina inca que da la idea de un cerro de barro. Me platicaban que solo se puede visitar con un guía, porque las excavaciones continúan. Existen muchas tumbas con restos humanos y ¿quién se imaginaría que este sitio que hace muy poco tiempo funcionaba como pistas para motocross, es ahora una ruina dedicada al océano?, que además cuenta con un restaurante muy lindo que ofrece una vista única de la ruina y uno de los mejores tiraditos de corvina que probé en la ciudad; esto con un pisco sour al lado vale simplemente la pena.

Otro punto que encuentro obligado al estar en Lima es visitar el Museo Larco que, además de mostrar una imponente colección de vasijas, cerámicas, oro, plata y textiles, nos abre la puerta a sus bodegas; el ver la acumulación de objetos “behind the scenes” aporta una emoción grande en mi parte voyeurista.

Al terminar de visitar las salas se llega al restaurante y la tienda que tienen, sin dudarlo, la vegetación más cuidada y sorprendente que me tocó ver. Helechos enormes cuelgan desde la parte alta de la pérgola, una idea de jungla dentro de un espacio muy lindo. La tienda ofrece réplicas accesibles de los objetos de la colección, así como una selección de artesanías andinas.

BARRANCO

Es una zona más bohemia, llena de galerías, espacios de artistas, la que haciendo una comparación con la CDMX podría ser la colonia Roma,  o el Chapultepec de Guadalajara.

Con casas antiguas que funcionaron como casas de campo para los limeños de la época, Barranco tiene una vibra más relajada e ideal para el fin de semana.

El Hotel B es una buena parada para tomar algo, ya que es una casona de la época adaptada a un hotel boutique.

Recomiendo también visitar MATE, el museo de fotografía de Mario Testino, uno de los peruanos con más reconocimiento internacional, quien ha captado retratos icónicos desde modelos, artistas y demás celebridades del mundo entero.

EL CENTRO DE LIMA

 Honestamente yo quedé sorprendida y me faltó tiempo para disfrutarlo con calma.

La Plaza San Martín recuerda a alguna capital europea en lo imponente de su arquitectura, ahí se encuentra el Gran Hotel Bolívar, al que hubiera entrado a tomar un pisco si el tiempo hubiera sido suficiente.

Visité la Casa Aliaga y fue una experiencia que recomiendo.  Los Aliaga al parecer eran amigos cercanos de Francisco Pizarro, el Hernán Cortés del Perú, detestado por muchos, y respetado por otros.

La casa parece estar intacta y sigue siendo propiedad de la misma familia después de dieciséis generaciones. Incluso pude reconocer al dueño caminando entre los pasillos y checando que todo estuviera en orden. Llena de azulejos traídos de España, se puede caminar dentro de alguna habitación, ver la sala llena de tesoros y el patio es muy bonito, con influencia de arquitectura morisca y amarillos mostaza que al combinarse con la madera de los balcones y el verde de las plantas lo vuelve muy placentero y fresco.

Esa es otra parte de la estética limeña, dado que casi no llueve, las casas tienen unos balcones de madera que parecieran cajas empotradas, y que personalmente, me resultaron muy interesantes. Datan de la época virreinal, y son una de las razones para que el centro de la capital peruana sea considerado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Convento de San Francisco- nos acerca a la idea de los conventos de la época, aquí particularmente vivió San Martín de Porres, uno de los santos peruanos más venerados, y tienen también está la tumba de Santa Rosa de Lima, otra de las “rock stars” de la ciudad.

La biblioteca es muy interesante, y existe una pequeña muestra de las catacumbas con osamentas y algún cráneo que nos remonta a aquella la época.

 


México

Chile de Yahualica, Jalisco, obtiene su Denominación de Origen

Una vez que ya cuenta con su reconocimiento oficial de producto con Denominación de Origen (DO), el chile de Yahualica será un detonante a favor de su cadena productiva,...

Leer Nota 
América

Una montaña de esperanza en medio del desierto

Por: Katy Johnson / Shandrew Public Relations Salvation Mountain es un colorido monumento en el desierto de California; es una montaña artificial producto del amor, la fe y la...

Leer Nota 
México

Cruceros privilegiarán a México tras afectaciones en Caribe

La industria de cruceros podría privilegiar esta temporada de fin de año a los puertos mexicanos, como Cozumel o Majahual, debido a que otros destinos en el Caribe como...

Leer Nota 
México

Aeroméxico ofrecerá atención por WhatsApp

Aeroméxico informó que sus clientes podrán consultar información de sus vuelos, hacer check in y obtener sus pases de abordar a través de la aplicación WhatsApp. Con esta nueva...

Leer Nota 
Europa

Cícladas, las joyas del Egeo

Un viaje en velero por los tesoros del mediterráneo  Por: Viviana y Javier En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de embarcaros (literalmente) en un viaje a las Cícladas, Grecia,...

Leer Nota 
USA

Descubre Nueva York

Nueva York es una ciudad fascinante desde todos los puntos de vista. Una ciudadactiva, llena de movimiento, a cualquier hora del día, cualquier día del año.

Leer Nota 
México

Una fiesta en honor al buen vino

Las vinícolas bajacalifornianas se visten de fiesta para que los amantes de vino celebren la llegada de la nueva cosecha Por: Esperanza Mendiola Para lograr un buen vino es...

Leer Nota 
México

United Airlines anuncia nuevo vuelo entre Chicago y León

A partir del 28 de octubre, United Airlines iniciará operaciones entre Chicago y León, ampliando la oferta de viaje para los pasajeros del Bajío. Este nuevo servicio diario estará...

Leer Nota